Gabriela de Faria sobre Deadly Class: “Nunca imaginé que mi entrada a la industria americana fuera un proyecto tan ambicioso como ese”

Gabriela de Faria saltó a la fama internacional hace una década con la telenovela Isa TKM transmitida por Nickelodeon Latinoamérica. Actualmente, la actriz venezolana protagoniza Deadly Class, serie producida por John y Anthony Russo. Un poco de una activista vegana y gran personaje de Hollywood.Tremendo matrimonio de Gabriela de Faría; ella siempre sonriente.

-¿Cómo ha sido tu experiencia como actriz en la serie de Fox “Deadly Class”?

Fue una experiencia maravillosa. Un regalo. Nunca me imaginé que mi entrada a la industria americana fuera con un proyecto tan ambicioso como ese. Me retó física y emocionalmente y salí de allí sintiéndome mejor actriz y mejor persona.

-¿Qué tal ha sido el desafío de pasar de ser un personaje para series de adolescentes a un tener un rol protagónico como asesina?

Aunque mis trabajos más “famosos” han sido en series para niños (publico que me encanta), he tenido la oportunidad de saltar de proyectos para niños o adolescentes a proyectos para adultos con bastante frecuencia así que eso no me afectó. El reto estaba en trabajar mi personaje desde sus habilidades físicas (algo totalmente nuevo para mi), actuar en otro idioma y no morir de nervios cada vez que gritaran acción.

Tremendo papel de la actriz venezolana en Deadly Class, que se transmite en el Fox-¿Cómo y dónde te ves en los próximos 10 años?

Me veo con una familia más grande, actuando, produciendo y con mi propio santuario y organización de rescate animal. Me veo haciendo lo mismo que hago ahora pero con una plataforma más grande para llevar mi mensaje a la mayor cantidad de personas que pueda.

-¿Hace cuánto eres vegana? ¿Fue difícil el paso a ser vegana?

Soy vegana desde hace dos años y vegetariana desde hace unos cuatro o cinco. El Paso a ser vegetariana me costó más que ser vegana. Quitarme la proteína animal, que venía comiendo desde bebé, fue un acto de compromiso. Sobre todo en un mundo donde los derechos animales son lo último en lo que se piensa. La dificultad nunca fue conseguir cosas ricas que comer o estar bien alimentada sino lidiar con los comentarios de conocidos que nunca se preocuparon por mi alimentación a base de papas fritas hasta que les dije que era vegana! Ahí si estaban preocupadisimos! 

También te podría interesar…

Luna de miel en Chile: 5 lugares imperdibles